Cómo crear una campaña de Remarketing en Adwords. Guía práctica

Sin entrar en explicaciones tediosas, el remarketing consiste en mostrar nuestros anuncios en la red de contenido de Google a usuarios que ya han visitado nuestro sitio o aplicación web. Las campañas de remarketing son imprescindibles para:

  1. Crear notoriedad de marca – branding, cuando aún no somos muy conocidos.
  2. Cerrar muchas conversiones que pudieron ser pero no fueron (El usuario abandonó el proceso de navegación, llamado por otra oferta o por cualquier otra razón, y luego se olvidó de nosotros)
  3. Aumentar los ingresos que nos produce un usuario y, en definitiva, aumentar la fidelización.

Google Remarketing embudo

Fan de WebCEO, herramienta para monitorizar palabras clave SEO y mucho más

Quiero hablaros de mi herramienta favorita para monitorizar posiciones de palabras clave en buscadores. Se trata de la herramienta WebCEO en su versión online. Anteriormente había usado la versión desktop y a pesar de que me gustaban las funcionalidades de la herramienta, iba algo lenta a la hora de proporcionar posiciones. En cambio, la versión online es rápida, tarda escasos minutos para cientos de keywords. Y es eficiente, porque no se equivoca a la hora de darte las posiciones, cosa que sí pasa con muchas de las herramientas que he probado, algunas muy conocidas. Y algo que valoro mucho es que si tienes cualquier duda o incidencia, el servicio de atención al cliente responde al instante y está accesible en skype.…

Resumen de mi 2012

Este año ha sido intenso y productivo. Y puedo decir que estoy satisfecha. Siempre pensamos que podríamos haber dado más, porque cada año que comienza ponemos el liston de pretensiones alto, pero hay muchos logros que llegan de forma inesperada o se forjan sin que apenas podamos percibirlo, fruto de pequeños gestos, y que al final son los que más feliz nos hacen.…

Google Analytics: Objetivos

Cuando queremos hacer un seguimiento de los sitios que no son de comercio electrónico, nos enfocaremos a los resultados definiendo los objetivos de conversión, como por ejemplo:

  • Registros de usuarios/inscripción de miembros.
  • Descargas.
  • Vistas de páginas clave en nuestro sitio.
  • Cualquier otra actividad en nuestro sitio que consideremos importante para nuestro negocio.
Podemos, de hecho, especificar valores por cada objetivo y usarlos para calcular el valor monetario de cada visita y así calcularemos el ROI. Dichos valores los visualizaremos en “conversión de objetivos”. No obstante, para revisar los objetivos iremos a la página de ajustes de Google Analytics, situado en la parte superior izquierda de la aplicación. Ahí estableceremos páginas-objetivos y le atribuiremos el valor monetario.
Algo que resulta muy interesante también es la creación de embudos de conversión para los objetivos. Un embudo de conversión es la ruta que ha de seguir el visitante dentro del sitio hasta que realiza la acción que hemos fijado como objetivo, ya sea a través de distintas páginas o enlaces. De esta manera podemos conocer y mejorar la navegabilidad, encontrando la manera de hacerla más sencilla. 

Google Analytics: Comercio electrónico

Si tenemos un sitio de comercio electrónico, utilizamos este apartado para hacer un seguimiento del éxito de nuestra página y de las estrategias de marketing. Si vemos el resumen de transacciones de comercio electrónico nos encontramos con datos de diferente tipo:

1. Transacciones generadas: nos resume el buen o mal funcionamiento de nuestro sitio y nos muestra las operaciones realizadas en nuestro sitio de manera individual. Debemos hacer un seguimiento de nuestras transacciones de comercio electrónico. Por ejemplo:

      • Visitas previas a la compra: cuánto tiempo tardan los visitantes en comprar algo en nuestro sitio. Se expresa en nº de visitas (1 visita, 2 visitas, etc.)

2. Porcentaje de conversiones.

3. Valor medio del pedido: nos ayuda a entender una tendencia clave en el funcionamiento de nuestro sitio.
4. Productos adquiridos -número de productos vendidos-

También podemos segmentar esta información para identificar las mejores campañas, palabras clave o ubicaciones geográficas.

Google Analytics: Contenido

A continuación, vamos a mirar a qué páginas llegaron los visitantes. Aquí obtenemos distintos reportes:

  • Páginas principales de destino: muestra las páginas por las que normalmente llegan las personas a nuestro sitio. La columna de porcentaje de rebote nos muestra el atractivo de cada una de estas páginas. Nos fijamos sobretodo en las 10 primeras páginas de destino y cualquiera cuya tasa de abandono sea baja, debe ser revisada. Esto también puede constituir un indicador de la existencia de palabras clave problemáticas (aquellas con alto porcentaje de abandono), ya sea porque las palabras  clave son equivocadas o porque estamos dirigiendo ese tráfico creado con la palabra clave a las páginas equivocadas. 
      • Si las palabras equivocadas son de pago, debemos desinvertir en ellas. 
      • Debemos identificar también las palabras problemáticas que no son de pago para buscar unas más adecuadas que optimicen nuestro sitio.
      • Si nuestro sitio cuenta con un target fiel y recurrente, nos encontraremos en 
  • Páginas principales de entrada: También conviene identificar las 10 páginas de entrada que son más relevantes y que, por ende, necesitan más atención. Nos da una pista de qué temática interesa a los usuarios.

Google Analytics: Fuentes de tráfico

Consultamos la visión general de las fuentes de tráfico.

  • El tráfico directo incluye a las personas que introdujeron la URL de tu sitio directamente o hicieron clic en sus favoritos. Es el tráfico por defecto o ambiente. Un mayor porcentaje de estos significa que estamos consiguiendo fidelizar visitantes.
  • Los sitios web de referencia son sitios externos que envían tráfico al sitio a través de sus links, como banners o cualquier tipo de link en blogs, etc. Nos puede interesar llegar a algún tipo de acuerdo o negocio con los sitios de referencia que más tráfico nos envían.
  • Los motores de búsqueda incluyen el tráfico orgánico (resultados de búsqueda que no pagamos), así como los resultados de coste por clic que hayamos comprado. 
      • Algunos usuarios también pueden venir de e-mails o links especiales que etiquetamos con variables de campañas para poder distinguirlos.  Google Analytics nos da la posibilidad de establecer unos parámetros para poder identificar claramente los usuarios procedentes de nuestras campañas de marketing y que no sean englobados dentro de los otros tipos, para poder hacer un seguimiento adecuado.

Si hacemos click en cada uno de estas fuentes obtenemos reportes específicos. Nos interesa mucho el de motores de búsqueda. Utilizamos el detalle del buscador para obtener información específica del funcionamiento de dichos motores de búsqueda en relación con palabras clave concretas.

Las palabras clave nos dan una idea de lo que el visitante esperaba encontrar en su sitio, de tal modo que aquellas que tengan altos porcentajes de abandono nos indican el área donde no hemos cumplido sus expectativas. Es conveniente, en este caso, separar el tráfico orgánico del pagado, para identificar aquellas palabras clave pagadas que no funcionan.

Google Analytics: Usuarios

Nos encontramos con dos tipos de usuarios:

  • Usuarios recurrentes: son aquellos usuarios que vuelven al sitio. Son más interesantes porque nos interesa fidelizar clientes y/o mantener una relación. Tienen más importancia para aquellos sitios fundamentados en la publicación de contenidos de calidad (blogs, webs de nichos específicos: música, etc.)
  • Usuarios nuevos: Los usuarios nuevos ingresan por primera vez/una sola vez y tienen un perfil de “explorador”: van cliqueando en diferentes sitios a lo largo y ancho de nuestras páginas produciendo ganancias.  Es conveniente contar con un elevado número de estos cuando mantenemos nuestro sitio con publicidad por click tipo Adsense. 

En este apartado podemos observar por ejemplo cuánto tiempo permanece un usuario o también cuál es el porcentaje de rebote. Es frecuente que los usuarios recurrentes ofrezcan un tiempo de visita elevado y consecuentemente, un porcentaje más bajo de rebote.